Dos días en coche

Estoy bastante triste y, al mismo tiempo, bastante feliz. Abandonar Barcelona, la ciudad durante la que decidí vivir los últimos tres años de mi vida, resultó ser más complicado de lo que me figuraba en un inicio. Y sé que los ramalazos de tristeza que me llegan de vez en cuando, cuando menos me lo espero, tienen que ver con que me faltan todavía muchas cosas por procesar. Barcelona me ha visto crecer y cambiar de una manera que ni yo misma me hubiera imaginado y creo que es por eso que siento que he vivido más tiempo allí del que realmente he estado.

Sin embargo, nunca he sido de estar demasiado tiempo en el mismo sitio, así que es hora de continuar. Ante la incertidumbre, por otro lado, siempre hay una certeza: buscar la manera de mirar el mundo. Así que durante el viaje de dos días de mudanza junto a mi madre no me olvidé de mirar el mundo, siempre cámara en mano. Aquí mis fotos favoritas de nuestro pequeño road trip.

ROADTRIP_01.jpg
ROADTRIP_02.jpg
ROADTRIP_03.jpg
ROADTRIP_04.jpg



Licencia de Creative Commons
.